domingo, 12 de junio de 2016

Optimista

El día de la inauguración de un pequeño emprendimiento que inicié con mi esposa, se acerca un viejo amigo a felicitarme mientras yo miraba mis máquinas nuevas recién instaladas.
-Compadre. Espero que le vaya muy bien con su empresa- me dice mientras me pone un brazo en el hombro con sincero afecto. 
- Gracias amigo...pero no me pida que contrate a mi ahijado.
- ¡¡Qué lindas máquinas!! Deben haber costado muy caro- me dice cambiando el tema.
- Sí. Por eso estimo que me van a durar muy poco.
- ¡¿Pero cómo tan pesimista?! Ojalá le duren mucho. Sea optimista. Si no, seguro que le va ir mal.
- Porque soy optimista espero que me duren poco. Si me va bien, la uso tres turnos diarios y la deberé cambiar antes. Si me va mal, la uso poco y me durará mucho más tiempo.
- Una duda compadrito- me dice susurrándome al oído- ¿es por eso que su señora le ha durado tanto?

Al formular un proyecto, el objetivo es buscar la configuración que haga lo más rentable posible la inversión. No se puede aislar los distintos temas: localización, tamaño, tecnología, mercado, etc. de ese objetivo. A veces, una elección de una tecnología más cara puede hacer la diferencia entre mejores o peores resultados. No es importante reducir costos, sino maximizar los beneficios netos.

domingo, 1 de mayo de 2016

Uno, más uno, más uno, igual cinco



  ̶   ¡Gracias tío por invitarme a cazar el próximo fin se semana!  ̶  me dice saltando de alegría mi ahijado.
  ̶   No te invité a ti  ̶ le respondo. Invité a tu papá y él te lleva para que tu mamá descanse un rato de ti.
  ̶   ¿Todavía tiene a sus perros Mart y Nez? Esos sí que son bravos. Tiene que amarrarlos cuando vayamos.
  ̶   Lamentablemente “Martinez” murieron hace tiempo. Si no, los soltaría cuando estés allá.
  ̶   ¿No tiene perros? ¡Pero si a usted le gustan tanto!
  ̶   Dije que se murieron, tonto. No que no tenga. Ahora tengo tres: la Raya, el Pala y la Suma.
  ̶   Esos sí que son nombres raros.
  ̶   Nada de raro, cuando llamo a uno sabe que es para jugar o para que me haga compañía y si llamo a los tres, saben que algo pasa y que deben actuar en equipo para proteger la casa, acorralar un conejo o morder a un ahijado tonto.
  ̶   No le creo… ¿cómo van a asociar que nombre a los tres con que tienen que trabajar juntos?
  ̶   Porque si les digo Rayapalasuma saben que no hay tiempo para nada más y que espero resultados concretos.

Los estudios de viabilidad no son, como a veces se realizan, secuenciales. Son simultáneos y complementarios y se retroalimentan entre sí. Aunque la última etapa en ser terminada es la de la viabilidad económica, ésta se relaciona con la técnica para ayudar a buscar la mejor configuración técnica que cumpla con las normas identificadas por las viabilidades legal y ambiental.
Si en una zona existen restricciones de altura máxima de construcción, límites a la emisión de partículas contaminantes, exigencias de obras de mitigación por eventuales impactos viales negativos, entre muchos más, obliga a trabajar simultáneamente en la búsqueda de una solución que sea técnicamente posible, que cumpla con todas las normas vigentes y que sea económicamente la mejor entre todas las opciones identificadas.


domingo, 13 de marzo de 2016

En la ESPOL

Una vez más disfrutando el entusiasmo por aprender de estudiantes del Seminario Evaluación de Proyectos de Optimización en Empresas en Marcha...


... y del Magister en Economía y Negocios.


Gracias por su hospitalidad y los buenos momentos que pasamos esta semana.

domingo, 7 de febrero de 2016

Necesito que me necesiten



− Padrino− me dice correctamente mi ahijado por primera vez después de años llamándome tío...seguramente maduró porque cumplió los 40− ¿por qué escribe tanto?
− Porque me gusta, me pagan, me doy a conocer y me invitan de muchas partes a dar charlas, cursos y hacer asesorías.
 ¡Pero si siempre escribe de lo mismo! En tantos años, la mayoría de la gente ya tiene sus libros y ha escuchado sus charlas...que deben ser malas si se parecen a sus libros.
 ¿Y tú cuándo has leído un libro?
 En el colegio…pero solo resúmenes que les compraba a mis compañeros. Pero abrí el suyo y salía esta X gigante− me dice mostrándome una hoja de mi libro− impresa. O sea, la editorial se dio cuenta de lo malo que es.
 Estúpido. Eso es un gráfico que representa el equilibrio de mercado entre oferta y demanda.
 ¿Cómo la demanda que le hizo mi mami a mi papi por pensión alimenticia?
Tratando de salir de a donde condujo el tema, vuelvo atrás y le digo−  El temas es el mismo pero, como todas las cosas, cada día se descubre algo nuevo para mejorarlo. Con una excepción... ¡TÚ!   
 ¿Yo soy la excepción? Sabía que me iba a destacar en algo− dice mientras pienso cómo pude imaginar que había madurado. − Así que usted gana dinero vendiendo lo que escribe.
 No. Yo gano escribiendo lo que se vende.

Muchos inversionistas se enamoran de su idea de proyecto y cuesta mucho que acepten modificarla cuando creemos que un cambio puede hacer que el consumidor vea en el producto o servicio una real solución a un problema o satisfacción a un deseo.
Obviamente, la decisión final es de él, pero la obligación de todo evaluador es explicarle que necesita que los clientes lo necesiten.

martes, 2 de febrero de 2016

Otro magister en ESPAE

Ahora con la Promoción 8
Disfruté las clases y admiré su resistencia y paciencia...24 horas en viernes en la tarde, sábado y domingo todo el día. Felicitaciones...espero no arrepentirme de felicitarlos antes de corregir sus trabajos.


jueves, 14 de enero de 2016

El costo de la solución

La decisión de las autoridades de poner restricción a los vehículos catalíticos, muestra una vez más la falta de acuciosidad  para evaluar el impacto de sus decisiones.
Poner restricción a vehículos catalíticos pondría, según ellos, en un mismo nivel el problema tanto a los ricos como a los pobres, sin visualizar que quienes tienen más recursos comprarán otro vehículo y que, quienes no lo tienen, sufrirán el costo de usar el Transantiago como única opción.
Lamentablemente, se sigue deteriorando la situación de quienes más apoyo necesitan, porque la mayoría de los políticos no saben (lo primero que se enseña a un niño que estudia evaluación de proyectos) la importancia de identificar todas las opciones para mitigar un problema y la medición de su impacto ¡antes de decidir!

domingo, 10 de enero de 2016



Para los interesados en perfeccionarse en Gestiòn Minera, este el mejor programa que conozco




jueves, 24 de diciembre de 2015

Feliz Navidad y peor año 2016

Estimados amigos 
Al terminar el año, quiero agradecer la cantidad de visitas y preguntas a este blog que me ayudan a identificar mejoras para próximas ediciones de mis libros. 
También desearles unas lindas Fiestas y que el 2016 sea el más malo de todos los años que vienen, siempre y cuándo sea mejor que el mejor de todos los anteriores. Un abrazo

domingo, 20 de diciembre de 2015

Ni medio vacío ni medio lleno

- Tío. No entiendo por qué hay que mirar el vaso medio lleno y no el medio vacío- me dice mi ahijado.
- Yo tampoco. 
- ¿No sabe lo que es? Yo quería que me lo explicara.
- Si sé, pero no estoy de acuerdo. Es que nos amargamos mirando lo que nos falta y no lo que tenemos.
- ¡Pero si es lo mismo. Igual está hasta la mitad!- me dice sorprendiéndome por primera vez por su capacidad  matemática.
- Mira- le digo. Cuando tu papá le dijo a tu mamá que con ropa café o negra se veía 10 años más vieja, ella se enojó porque la trató de vieja, pero cuando le recomendé que si la veía usar ropa con otros colores  le dijera que se ve 10 años más joven, y lo hizo, ella estaba feliz.
- ¡Pero si es lo mismo. Igual tiene la misma edad!- me acota, volviendo mi apreciación sobre su capacidad a cero.


Un emprendedor ve oportunidades de negocio en donde hay vacíos. Los problemas o insatisfacciones de los consumidores generan gran parte de las ideas de nuevos proyectos. 
 También la capacidad de mirar el vaso medio vacío nos permite identificar las debilidades y amenazas que podríamos enfrentar al emprenderlo, de manera tal que se hagan los esfuerzos para superarlos. A veces se llenará ese vaso mediante a asociatividad (cuando faltan recursos de inversión) o la capacitación (si falta conocimiento técnico), pero si no somos capaces de llenarlo, quizás convenga abandonar la idea.
El vaso medio lleno son las experiencias pasadas (especialmente los fracasos...como dije en uno de los primeros posteos, si el emprendimiento resultó ser basura, no hay que preocuparse...toda basura se transforma en abono), la motivación, el espíritu de superación, el aprendizaje continuo y permanente.
El vaso es uno y hay que saber usarlo, independientemente de cuán lleno o vacío esté.