domingo, 27 de mayo de 2007

Honestidad del evaluador

Un evaluador de proyectos debe reconocer las limitaciones de la técnica que usa, ya que nadie es capaz de adivinar el futuro. Hay que ser como el general Grant que, teniendo una pésima memoria musical, reconoció que conocía sólo dos melodías: "una se que se llama Yankee Doodle y la otra se que no es" le confidenció a un amigo.

No hay comentarios: