domingo, 29 de julio de 2007

¿Cuánto cobrar por una evaluación?

Una de las preguntas más frecuentes de quienes se inician en la evaluación de proyectos es qué porcentaje de la inversión deberían cobrar por hacer un proyecto. Mi respuesta siempre es que probablemente deban cobrar en un rango que podría estar entre 0,00000001% y 700%.
El valor de la inversión no tiene nada que ver con el valor del trabajo realizado por los evaluadores. Si un proyecto tiene predefinidas una cantidad importante de variables, el trabajo a realizar es mínimo. Por el contrario, si no está configurado, el trabajo será muy alto. Por ejemplo, si no está definido el tamaño, la localización, la opción tecnológica, si se va a trabajar con máquinas baratas que deben reemplazarse en breve tiempo o con otras más caras pero de mayor vida útil, si van a comprarse o arrendarse las oficinas, si el mantenimiento de las maquinarias será interno o externo, etcétera.
Lo que debe cobrarse es el trabajo que el evaluador hará. Por ello debe determinar, antes de tarificar su trabajo, qué información existe y cuál tendrá que comprar o generar él, qué variables están definidas (localización, por ejemplo) y cuáles tendrá que definirlas él, en cuánto tiempo y con qué costos.
Cuando un recién egresado le presenta su primera propuesta a un inversionista, éste reacciona diciéndole: "Pide usted mucho por evaluar un proyecto donde reconoce no tener ninguna experiencia". Sin dudarlo, el principiante le responde: "Pero si es natural, es mucho más difícil trabajar en lo que uno no sabe"

2 comentarios:

Fernando Romero dijo...

Estimado Nassir

El aspecto sobre cuánto cobrar me parece muy importante, pero quería añadir el punto sobre cuánto se debería estar dispuesto a pagar por un proyecto, algo que va muy de la mano de cuál debería ser el monto máximo a gastar para los estudios preliminares.

Siendo que el VAN de un proyecto sigue una distribución normal estándar, el primer proyecto que se realice me dará una cierta probabilidad de pérdidas futuras, producto de el aceptar el proyecto. Tales pérdidas están definidas por la esperanza de que el VAN sea menor que cero: E(VAN)<0.

Este nivel de pérdidas será justamente el desembolso máximo a aceptar por concepto de estudios preliminares. Por ejemplo, si tengo un VAN de 100.000 y una esperanza dada por un Z=-1,96 que es igual a un alfa de 5%, entonces lo máximo que estaría dispuesto a desembolsar por un proyecto sería de 100.000x5%= 5.000

Si para obtener todos estos datos, el promotor de la idea del proyecto le desembolsó al consultor 2.000, esto significaría que el promotor podría todavía desembolsar 3.000 adicionales como para realizar un segundo proyecto que le proporcione datos aun más precisos que el primero.

Espero que esta información sea útil y estaré pendiente para en lo posible poder colaborar con tu blog.

Un abrazo
Fernando Romero M.

Nassir Sapag Chain dijo...

Gracias Fernando por tu acertado comentario. Efectivamente, el evaluador (como en cualquier negociación) debe saber tanto el cuánto es lo mínimo que debe cobrar para cubrir sus costos efectivos, como el máximo que el cliente estaría dispuesto a pagar.
Espero puedas seguir contribuyendo en este blog.