jueves, 19 de julio de 2007

Más perdido que usuario del transantiago


Hay muchas técnicas de predicción de la demanda, costos u otra variable relevante en la rentabilidad de un proyecto. Sin embargo, ninguna puede garantizar que la estimación se vaya a cumplir. Por eso en la redacción del informe final nunca se debe decir "la rentabilidad del proyecto es..." sino "la rentabilidad del proyecto, en el escenario definido, sería de...". Posteriormente, será necesario hacer los análisis de sensibilidad para informar al inversionistas bajo qué condiciones el proyecto dejaría de ser rentable o para medir el riesgo de que la rentabilidad mínima exigida no se cumpla.
Yo quiero ser honesto y reconocer, como J. Hermida, que los evaluadores nos clasificamos en dos grupos: a) los que no somos capaces de pronosticar las variables futuras y b) los que no saben que no son capaces de proyectarlas.
Por eso, no me molesta cuando nos dicen que somos expertos en explicar mañana porqué lo que pronosticamos ayer no sucedió hoy.

No hay comentarios: