lunes, 26 de noviembre de 2007

No es viable...¿y qué?

"Un excelente método para adelgazar es comer desnudo. Funciona porque a uno siempre lo echan del restaurante."
La generación de ideas de negocio es la primera etapa de los proyectos. Una forma de lograrlo es identificando problemas que alguien necesite (adelgazar) y visualizar soluciones viables. Cada opción de solución es un proyecto. Pueden surgir tantas opciones de solución que su estudio requiere un proceso secuencial de eliminación de las malas opciones o de selección de las que se ven más viables. Para ello, cada una se analiza en una etapa de perfil desde diversos ángulos. La viabilidad técnica para demostrar que físicamente se puede hacer, la viabilidad legal para ver que no se contraponga a la normativa vigente, la viabilidad de gestión para demostrar que existen las capacidades para gerenciarlo, la viabilidad política para ver que está dentro de los rangos de elegibilidad por sus riesgos, la viabilidad ambiental para configurar el proyecto en función de variables que permitan cumplir con las normas de impactos ambientales y la viabilidad económica para determinar su rentabilidad y riesgo en uno o más escenarios. La mayoría de las veces que un inversionista me propone una idea para evaluar, o primero que hago es entender porqué a nadie se le ha ocurrido antes. Generalmente concluyo que sí se le había ocurrido, pero que hay una razón de porqué no es viable. Identificar esto hace ahorrar importantes recursos a ese inversionista, a una empresa, una familia o un país. Los evaluadores que quieren ganar dinero en el corto plazo a veces recién en el informe final indican la no viabilidad de la idea. Nuestro esfuerzo debe ser encontrar si existe una razón para abandonarlo en las etapas más iniciales del proyecto.

2 comentarios:

Fernando Romero dijo...

Mi estimado Nassir

Complemento tu idea con algo que me ha pasado en la cátedra de formulación de proyectos... muchos estudiantes llegan con la idea de que definir aspectos como misión, visión, objetivos, FODA, entre otras cosas, es formular un proyecto. Esto es falso. Lo que he descrito son los componentes de la planificación estratégica, mas no los componentes de un proyecto. Aunque pueden darse proyectos (sobre todo los de creación de empresas) que requieran la elaboración, aparte de los estudios de viabilidad, de un plan estratégico que a mi modo de ver, entraría dentro del estudio organizacional.

Efectivamente, como lo mencionas, existen algunos estudios de viabilidad que conforman la formulación del proyecto. Por lo general yo enseño a mis alumnos seis estudios: de mercado, técnico, organizacional, ambiental-normativo (donde incluyo los aspectos legales), financiero-económico y social.

Tal como mencionas, identificar la no viabilidad de un proyecto permite ahorrar recursos a los inversionistas (viabilidad financiera), a las familias (viabilidad social) y al país (viabilidad económica).

En mi caso, puedo decir que no he caído en el error que mencionas al final, pero lo que sí hago es facturar el plan estratégico como un módulo aparte del proyecto, jeje.

Un abrazo
Fernando Romero M.

Nassir Sapag Chain dijo...

Fernando: Voy a copiar lo que indicas en tu último párrafo, estimado amigo. Uno nunca termina de aprender