martes, 4 de diciembre de 2007

B eneficios indirectos

Un sacerdote, tratando de explicar que cada persona viene a la tierra a cumplir una misión distinta, dice en su sermón dominical: "Bien saben que las rosas necesitan del sol para florecer, pero si quieren plantar fucsias, hay que hacerlo en los rincones con sombra". Al terminar la misa, una señora efusivamente le le dice:
- Padre: ¡cuanto agradezco su magnífico sermón!
El sacerdote la mira con gratitud y orgullo, hasta que ella continúa:
- Sí Padre, ahora sé porqué no se me daban las fucsias.
El éxito de un proyecto estará muchas veces dado por los beneficios indirectos que el consumidor observe en el producto o servicio que ofertará el proyecto. El estudio del mercado consumidor no debe centrarse sólo en el producto central, sino que debe necesariamente proveer información para que el evaluador pueda evaluar la posibilidad de usos diferentes de un producto y de rentabilizar los subproductos o, incluso, los residuos que generará el proyecto.


2 comentarios:

Fernando Romero dijo...

Solo quería acotar lo siguiente: es cierto que el proyecto debe proveer información acerca de los diferentes beneficios que se puedan percibir, tanto directos como indirectos... pero si los beneficios indirectos no son 'materiales' o 'significativos', se podría optar por no proyectarlos y simplemente incluir una nota que diga que el proyecto se puede hacer más rentable si adicionalmente se pueden obtener tales y tales beneficios indirectos.

Normalmente lo hago cuando tales beneficios son inferiores al 5% de los ingresos principales o al 10% de la utilidad neta o incluso cuando solo agregan entre 1 a 3 puntos adicionales a la TIR, porque (pensando un poco más como economista), para qué voy a incurrir en el costo de tomarme las molestias de analizar y proyectar beneficios indirectos, si al fin y al cabo, podría lograr que mi VAN mejore apenas en un 0,0001%??!!

Esos son parámetros míos, por cierto... no hay nada escrito en los libros. Si esos beneficios sobrepasan mis propios estándares (es decir, se me vuelven significativos), entonces ahí sí incurro en el costo de proyectarlos.

Un abrazo
Fernando Romero M.

PD: te llegó mi mail??

Nassir Sapag Chain dijo...

Pero estás en la razón Fernando. Lo importante es identificarlos y, si los excluimos, sea por un razonamiento como el tuyo y no por ignorarlos.