domingo, 6 de enero de 2008

Costo de la no calidad

-"Vengo a pedirte tu voto, Nassir"-me dijo un ex rector y amigo que quería presentarse a la reelección.
- "Lo siento -le respondí- pero voy a votar por otro"
- "¡¿Por otro, pero .... por quién?!"
- "La verdad, por cualquier otro".

Los evaluadores de proyectos deben saber que pequeños detalles pueden hacer fracasar una buena idea de proyectos. Aunque es imposible preveerla todas, debemos considerar que no sólo existen costos asociados a la calidad, sino que también a la no calidad. Mientras el costo de la calidad es asociado a los estándares ofrecidos del producto o servicio y se testean ampliamente antes de lanzarlo al mercado, el costo de la no calidad se refiere al de incumplir o de hacer la cosas incorrectamente: reprocesamiento de material defectuoso, reparaciones, atención de reclamos y, lo más importante, pérdidas de ventas futuras por deterioro de imagen. En general, este costo se asocia con ineficiencias de carácter evitables. De aquí surgen tanto los proyectos de outsourcing (entregar a un experto la realización de determinadas tareas) como los de internalización (hacerlo internamente en vez de depender de terceros). Ambas opciones van a ser convenientes, dependiendo de cada situación que debemos evaluar.

5 comentarios:

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Profesor Nassir:

Concuerdo con usted, el costo de omisión o de creer que un detalle, aunque paresca irrelevante, no se considere en una evaluación de un proyecto, puede traducirse en serios pronosticos de lo que sera el proyecto en el futuro. Situación que puede ser caotica, ya sea por que lo presupuestado se distinto a la realidad, como la imagen que demos como profesionales.

Hace un par de semanas vengo leyendo su blog, me hace reflexionar mucho, y a ver "los proyectos" con una visión más sistemica e integra, por lo que lo felicito por su contribución a estudiantes y personas a quien ayuda con estas simples palabras.

Que este muy bien profesor.

Cuando quiera pase por mi blog.

Saludos cordiales.

Héctor.

Nassir Sapag Chain dijo...

Gracias Hécto

Encontré interesante tu blog. Para lograr fidelizar gente,te recomiendo postear más seguido.
Fíjate que los comentarios de otros te

Nassir Sapag Chain dijo...

pueden ayudar a definir qué temas deberías seguir abordando.
Me alegro de ver jóvenes con opinión propia como la tuya y quen sean capaces de exponerlas. Un abrazo

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Muchas gracias Don Nassir por sus comentarios. Lo habia dejado algo botado el BLOG debido a las últimas pruebas del semestre y la tesis la cual aun la estoy haciendo de mi carrera, pero ahora, volvere a actualizar de manera más activa mi BLOG.

Espero que siga visitando mi blog, y talvez que me escriba.

Atte.

Héctor.

oscar dijo...

la verdad es que el origen de muchos problemas de pobre evaluación tienen como responsable al mismo equipo promotor del proyecto o bien al gerente del proyecto.
En el primer caso esta asociado a que el equipo de línea o staff encargado del proyecto no cuenta con las capacidades técnicas, no quiere hacerla o no tiene el tiempo suficienta para realizarla.
Para el caso del gerente de proyecto dicta relación con la pobre visión de generamientos de proyectos y pide avances en tiempos no congruentes o da malas orientaciones al equipo de trabajo. "Como consecuencia".
Un producto o servicio de mala calidad.,
Pero que puede tener respuesta en las multiples variables acontecidas en el futuro o después de implementar el servicio o vender los productos.
Pero que tenemos aquí "una idea que fue implementada sin tomar las consideraciones pertinentes o no ofrecer lo planteado en primera instancia".
Supongamos que por esas cosas del destino aconteció algo fuera de todo planteamiento o consideración factible, que hacen perder calidad de servicio o deteriorar un producto, "hasta aquí, es aceptable que ocurra". Ahora que hacemos, corregimos esta desviación o dejamos que siga pasando.
No creen uds que es mejor que no se cumpla con las espectativas de ganancias, que en VAN y el TIR no sean los que queríamos o bien la tasa de retorno se demore un par de años mas tarde.
No es mejor perder es estos términos a que se deteriore la imagen de la empresa esa que se demora años en lograr un posicionamiento óptimo y que valorarlo nos diéramos cuenta que, así como un iceberg, lo visible son los costos de reponer y lo no visible es la pérdida de confienza del mercado....
Ese es el punto hasta cuanto nos damos cuenta que las pérdidas no son solo monetarias.
La economia empresarial tiene muchas caras señores.
Atte
Oscar CARDENAS M.