jueves, 3 de enero de 2008

El "hambre" del inversionista

"Mientras más conozco el hambre...más quiero a los animales, especialmente un buen bife de vacuno"

L
a priorización de proyectos de inversión muchas veces no está asociada exclusivamente con el VAN (lo que se resuelve fácilmente con la programación lineal), sino que obedece a múltiples otros factores. Uno de ellos es la incertidumbre, donde se usan algunos criterios generales para eliminar algunas opciones de proyectos. El primero se denomina dominancia e indica que si en todos los escenarios posibles un proyecto A tiene un VAN mayor que otro B, este último debe descartarse. El segundo es el nivel de aspiración, donde se define un nivel mínimo de aprobación y se elije aquel que tenga más probabilidad de ser alcanzado. El tercero, conocido como valor esperado, calcula un resultado ponderando los distintos escenarios de cada proyecto por su probabilidad de ocurrencia y elige el más alto. El cuarto, equivalencia a certeza, corrige el resultado del anterior aplicando un factor de corrección al riesgo. Todos estos métodos, teóricos, se subordinan, sin embargo, al "hambre" del inversionista, o sea, a aquellas otras variables tanto o más importantes que la económica que harán que, por razones humanitarias, de sobrevivencia, de seguridad, éticas, etc. se prefiera uno que ninguno de estos cuatro métodos haya indicado como el mejor. Estos análisis de riesgo e incertidumbre agregan información para ayudar a tomar una decisión.

1 comentario:

oscar dijo...

La verdad es que cuando por alguna razón el desarrollo del proyecto esta influenciado por externalidades fuera de los cánones de evaluación, el proyecto como tal comienza a disiparse en estricto rigor.
"No fuera mejor que el proyecto siguiera su camino y tal cual historia, el fuese artífice de su realidad y desenlace final". Considero que el leer un proyecto se esta en precencia de una verdadera historia que no se hace influenciar por antagonosmos o superticiones.
así nos daremos cuenta de la realidad en la cual se inmerse nuestro negocio, la idea es no involucrar desviaciones desde el inicio de la historia ya posterior a la puesta en marcha vamos a tener muchas externalidades que controlar.
atte.
Oscar CARDENAS M.