lunes, 9 de junio de 2008

¿Cuándo empezó la generación perdida?

"Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos". (Sócrates, 470- 399 A .C.)

Las personas (clientes potenciales) evolucionan en sus apreciaciones respecto de muchas cosas. Lo que en una época se ansía, en otra se considera irrelevante o incluso se cuestiona el deseo de otras personas por tenerlo. Los gustos, las preferencias, los intereses sobre determinados bienes y servicios también cambian. Un proyecto bien evaluado debe reconocer que existe un ciclo de vida en el cliente, que hace necesario que se programe con anticipación la renovación, modificación o sustitución de todo el producto o partes escenciales de él. ¿Cuántas personas renovaron sus tostadoras de pan por los nuevos diseños que prestan el mismo servicio? El "valor" de lo estético también evoluciona con los años: cuando uno se vuelve menos emocional en la toma de decisiones por las cosas materiales. De ahí que si no se consideran las inversiones en investigación, diseño y/o adaptación de un bien, los costos serán subvaluados. Y si se piensa que porque hoy el consumidor está satisfecho no debe modificarse nada del producto, los beneficios estarán sobrevalorados. Esta es la importancia de entender la apreciación del ocio en los mayores, el menor valor a la tecnología y la reticencia a cambiar de muebles sólo por los aspectos de moda.

4 comentarios:

Fernando Romero dijo...

Estimado Nassir

Parece mentira que ya en aquella época, Sócrates se quejaba por las actitudes irreverentes de las nuevas generaciones.

Me hace pensar un poco algo que un amigo me decía con respecto al libro de álgebra financiera... me decía si los profesores, que han estado años de años acostumbrados a aplicar incorrectamente las fórmulas, estarán dispuestos a querer hacer el cambio (e incluso a enseñarlo). Le contesté que probablemente no lo estén, pero que en tal caso las nuevas generaciones de profesores (entre las cuales me incluyo) debemos primeramente impulsar a las nuevas generaciones de alumnos a la investigación, a no contentarse con lo que el profesor les 'dicta', sino que busquen el despeje a todas sus dudas. Luego impulsar a la juventud a querer hacer las cosas bien (claro, el álgebra apunta a hacer bien las valoraciones) y a buscar el perfeccionamiento continuo.

De ese modo, los antiguos profesores tendrán dos opciones: o actualizarse o retirarse y ser reemplazados. Ambas opciones conducen a un impacto social neto positivo. Eso también redunda en un valor agregado para los nuevos profesores. Tendremos el honor de llegar a reemplazar a nuestros formadores? Tendré el honor de algún día poder reemplazar a Nassir Sapag?

Creo que talvez sí, pero ese día aun lo veo muuuuuuuuuuuuuuy lejos!!!

Un abrazo
Fernando Romero M.

PD: Por cierto, sabes si recibieron el libro en Pearson?

Nassir Sapag Chain dijo...

Mi estimado Fernando. Primera vez que estoy en absoluto desacuerdo contigo.... a mí YA ME ESTÁS REEMPLAZANDO y me siento muy orgulloso de que seas tú. Sigo estudiando tu tesis y sigo aprendiendo.
Sí coincido con el tema de los profesores. Son un gremio malo, mal pagado y responsables, tanto como un médico, del futuro humano ....¿por qué será tan difícil entenderlo?
Con Pearson debes tener paciencia...ya vendrá la respuesta.
Un abrazo
Nassir

Roberto dijo...

O sea...partió con los políticos

Oscar manuel CÁRDENAS MAULÉN dijo...

Estimado Nassir.
Sócrates como tantos otros que han estudiado el comportamiento humano como el caso de Antropología y sociologías, todas a mi parecer tienen algún grado de importanacia para estudiar al ser humano y trasponer esta mirada como tendencias sociales del consumidor. Pero toda sociedad va evolucionando tanto como "input" reciba, sobre todo con la gran gama de productos oferentes para un mismo requerimiento.
Desde luego tb. lo debemos hacer nosotros al poder una nueva unidad económica en el mercado, pero más importante es la correcta evaluación que debemos hacer en temas de análisis de mercado y sus tendencias futuras, reinversiones que no consideran el reeplazo por defectos de maquinarias, sino por ofrecer productos diferenciados, incluir una evolución del productos agregando plus o valor agregados, evaluar constantelente el mercado y sus consumidores frente a nuestro producto,considerar que casi siempre los costos se subvaluan por efectos de no considerar que el producto ofrecido solo satisface al mercado por un período de tiempo que no coincide con el horizonte de evaluación y estas evaluaciones pobres consideran que la demanda y el producto ofrecido son estáticas por largos períodos de tiempo.
Pero no todos los mercado y productos se comportan de igual manera, consideremos "Fotografía a un joven gerente o joven adulto con sierto grado de éxito", "LLEVA CONSIGO UN IPOD O UN I-PHONE, UN BOLDO Y SU LAPTOP, MANEJA UN AUTO DEPORTIVO DEL AÑO, PERO VISTE UNOS LEVI´S DE LOS 60´S".
Esto revela que la excepción confirma la regla, pero para un economista es algo digno de estudiar y escribir un libro de ello.
Atte
Oscar CARDENAS M.