sábado, 23 de agosto de 2008

Lo que pasó, pasó

La mujer del Chico se despertó una noche y ve que su esposo no está en la cama. Se levanta nerviosa y lo encuentra sentado en la cocina, con una taza de café en la mano. El está ensimismado en sus pensamientos mirando fijamente la pared, mientras le cae una lágrima de un ojo.
-"¿Qué te sucede, Carlos?"- le pregunta asustada.
El deposita la taza de café sobre la mesa, la mira y le pregunta:
- "¿Recuerdas que hace veinte años atrás, cuando tu tenías 16, nos comprometimos".
- " Si, lo recuerdo como si fuera ahora".
- "¿Y recuerdas cuando tu padre nos pilló haciendo el amor en el asiento trasero de mi auto?"
- "Claro que me acuerdo" - dice cariñosamente ella.
- "Y recuerdas que me apunto a la cara con la escopeta y me dijo: O te casas con mi hija o te envío a la cárcel por 20 años?"
- "También me acuerdo de eso- le contesta ella, con voz suave- ¿por eso estás tan emocionado?"
- "¡No!- responde el marido mientras se seca las lágrimas de las mejillas- ¿es que no te das cuenta que hoy estaría libre".

Dos conceptos que a veces se confunden son el de la evaluación ex post de proyectos, con el de la evaluación en la etapa de operación. Ambas no sólo persiguen objetivos distintos sino que utilizan técnicas de análisis también diferentes.
Mientras la evaluación ex post se dedica principalmente a determinar si los resultados logrados en su implementación estuvieron acordes con lo previsto y dentro del marco presupuestario y de tiempos, donde prima la búsqueda de las razones de porqué no se lograron, la evaluación de proyectos durante la etapa de operación es una herramienta que busca el mejoramiento continuo en la empresa.
Aunque la primera se utiliza más frecuentemente de lo deseado como una herramienta "policial" que busca encontrar los "culpables" de no haber logrado los resultados esperados, hoy se le reconoce como una técnica de medición de la eficacia de las metodologías empleadas en el estudio de la viabilidad, que permite a futuro mejorar la calidad de las predicciones.
La evaluación en la etapa de operación se encarga de determinar qué acciones correctivas se pueden emprender cada vez que las condiciones sobre las cuales se formuló el proyecto cambian. Así, lo que se evalúa es si conviene ampliarse, reducirse, reemplazar tecnologías, realizar un outsourcing o producir lo que se está comprando.
En otras palabras, la evaluación ex post analiza el pasado y la evaluación en la etapa de operación analiza el futuro.

1 comentario:

Oscar manuel CÁRDENAS MAULÉN dijo...

Estimado...
Creo entender que las técnicas existentes que rodean la ejecución total de un proyecto, engloba una corriente de técnicas y procesos en el tiempo. Pero al parecer mientras menos esté conformado un equipo de trabajo que desarrolle y controle proyectos menos será la ocurrencia de aplicar certeramente estas técnicas, por otro lado las empresas bien constituidas tenderán periódicamente a formular proyectos y sos estas últimas las más indicadas para desarrollar planes para ejecutar globalmente un proyecto. Luego es importante comparar los resultados y orientaciones de en su momento fueron evaluados por el equipo de proyectos y realizar las acciones correctivas tanto de los fundamentos como la idea original que dió como inpulso el financiar una idea de proyecto. Siempre es importante controlar y comparar la idea inicial ya que a futuro las correcciones serán parte de la mejora continua de la empresa.