lunes, 27 de octubre de 2008

Mi gallo Nassir

Siempre soñé con tener una casa de campo. Cuando lo logré, quise tener gallinas para poder comer huevos como los de antes, sin sabor a nada o a harina de pescado. Cuando las pude tener, quise ver a mis gallinas con sus pollitos caminando por el jardín, así que me compré un gallo....pero no pasó nada. Aunque muchas gallinas se echaron sobre los huevos, no nació ni un sólo pollo.
- "¿Estarán falladas las gallinas o será el gallo?"-pensé.
Así que preparé una jaula especial y dejé encerrado al gallo una semana. Al ir el fin de semana siguiente, y después de que estuvo en total abstinencia sexual, lo suelto para ver el "espectáculo".... y nada. No tocó a ninguna gallina ese viernes ni el sábado. El domingo comí cazuela de gallo.
Estaba tan apenado que mi señora me da la sorpresa y me regala otro gallo (no se porqué después de unos meses lo bautizó como Nassir). Apenas lo suelto el fin de semana siguiente, sale corriendo detrás de la primera gallina y ahí mismo empezó el "espectáculo".....que siguió el sábado y el domingo todo el día. Hoy tenga más de 200 pollos de un sólo padre. ¿Cuánto tiempo lo dejaré vivir?......hasta que se muera de viejo (si con lo hecho hasta ahora ya merece un monumento).

Cuando una empresa compra un activo, la inversión se anota después de impuestos, porque no hubo cambio en la riqueza. Para el Fisco, sólo se cambió "caja" por "activo fijo" o creció en igual monto el pasivo (deuda) con el activo (activo fijo). Cuando el activo empieza a usarse se gasta y ese desgaste es el que se puede restar en el Estado de Pérdidas y Ganancias para rebajar las utilidades y los impuestos. Dicho de otra manera, igual como se restan las remuneraciones, los insumos, los arriendos y todo lo que se "gastó" en la producción de los artículos vendidos, el Fisco permite restar lo que se "desgastó" el activo para producir esos artículos vendidos.
Si el primer gallo me salió "poco hombre" y el segundo tiene 6 años y sigue tan activo como cuando lo recibí, obviamente tienen una vida útil real distinta. Lo mismo pasa con las máquinas. Aquella que se usa tres turnos diarios va a durar menos que la que sólo se usa un turno. Pero como el Fisco no puede mirar cada una de las máquinas de un país para determinar cuánto se desgastó por año, define un estándar que en la mayoría de los países se le denomina depreciación y en unos pocos amortización y que representa el desgaste basado no en su vida útil real, sino en la contable. En Chile, por ejemplo, todos los gallos se deprecian en 3 años, independientemente de su "orientación sexual". La depreciación es, entónces, la que se anota cada año antes de impuesto, aún cuando no sea un flujo de caja. Por ello, luego de incluir su efecto tributario se debe anular para que el resultado exprese realmente los movimientos de caja ocasionados por las inversiones iniciales.

8 comentarios:

Ruth dijo...

Antes que todo mi admiración y saludos como siempre don Nassir.

jajaja .... pobre gallo!! ^^ ... en todo caso entretenido el ejemplo...

Me hubiera gustado asistir a alguna de sus clases. Al leer su blog imagino que además de ser un real aporte más de alguna sonrisa debe lograr por ahí! ;)

saludos!! y siga adelante!!

Nassir Sapag Chain dijo...

Gracias Ruth....siempre es más fácil aprender con una sonrisa....un abrazo

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Estimado:

El gallo Nassir! JAJAJAJAJAJAJA!

Como siempre, es un agrado leer sus post con una cuota de humor que hace recordar a sus alumnos y lectores ejemplos con los que cada materia queda bastante clara.

Como bien usted dice, en Chile el SII (Servicio de Impuestos Internos) da una lista donde salen todos los activos depreciables siendo unos más que otro, sin considerar la real pérdida de valor que podría tener ese activo, como el gallo Nassir que posiblemente pueda mantener ese ritmo reproductivo por mayor tiempo que sólo esos tres años.

Esta vez, no hay mucho que opinar, sólo agregar que su pedagogía marca una real diferencia.

Un abrazo,

Héctor Rodríguez Pérez.

Nassir Sapag Chain dijo...

Gracias Héctor...veamos qué pasa con las nuevas normas....un abrazo

Oscar manuel CÁRDENAS MAULÉN dijo...

Bueno profesor y amigos como Hector, y la reciente Ruht,este es un tema zanjado en que las reglas del juego las pone el Estado o Feudo ya que es una antigua práctica, y que no nos queda más que estructurar nuestros flujos considerando la pérdida de valor contable para reducir impuestos dicho esto es que tenemos que estar atentos a la estricta reglamentación y dar orientaciones para que la face financiera y económica pueda rescatar cualquier regalia o beneficio por parte de Impuestos internos ya que con esto podemos hacer un poco más rentable la operación de nuestro proyecto.
Por lo demás es acatar las reglas del Estado.
Luego este simple ejemplo nos hace pensar que no es para nada facil desconocer ciertas reglas estatales ya que bien manejadas podemos hacer de un pobre retorno económico de la inversión a una amplia gama de oportunidades que nos harán reducir impuestos u obtener beneficios por cambio de tecnología entre otros.
Atte...
Oscar CARDENAS M.

Nassir Sapag Chain dijo...

Es muy cierto lo que dices Oscar. Es lo que explico en mis clases: sólo por comprar un activo, ya sabemos que en Chile recuperaremos el 17% por el efecto tributario de la depreciación. En Argentina es el 35%, Perú el 30% y Bolivia el 25%. O sea, al evaluar la inversión partimos con una meta conocida de cuánto beneficio debe reportar el proyecto para recuperar la inversión.

Christian Andrada dijo...

Poca perzpicacia la tuya Nassir. Tu señora le puso Nassir al gallo, para que "vieras" el espectáculo y comprendieras lo que era un gallo de verdad.
Fue una proyección.

Nassir Sapag dijo...

Gracias por tu aporte,Christiancito (como te dice tu señora)