jueves, 28 de mayo de 2009

Te quiero, vieja

En una calurosa tarde de verano vino a visitarme un buen amigo.
─ ¿Te gustaría beber algo para pasar el calor?─ le digo.
─ Sírveme algo bien grande, frío y con harto ron─ me responde.
─ ¡Ah, no!─ le explico. A mi esposa la quiero demasiado.


El tamaño de un proyecto corresponde a su capacidad instalada y se expresa en el número de unidades de producción por año. En un proyecto, debemos distinguir tres tipos de capacidad instalada:
a) Capacidad de diseño: tasa estándar de capacidad en condiciones normales de funcionamiento
b) Capacidad del sistema: actividad máxima posible de alcanzar con los recursos humanos y materiales trabajando de manera integrada
, y
c) Capacidad real: promedio anual de actividad efectiva, de acuerdo con variables internas (capacidad del sistema) y externas (demanda).

Por ejemplo, en la formulación de un proyecto de creación de un hotel, se puede estimar la construcción de cien habitaciones, lo que correspondería a la capacidad de diseño. Si 10 de ellas quedan permanentemente reservadas para recibir a pasajeros especiales o para atender una permanencia mayor de algunos clientes, la capacidad del sistema se reduce a 90 habitaciones. Pero si la demanda promedio esperada es de 72 habitaciones, ésta es la capacidad real del hotel.

1 comentario:

Ricardo dijo...

Cuando se evalúa el proyecto uno de los temas más difíciles para el que no conoce de la tecnología esla definición de tamaño. Especialmente en las tesis de los alumnos se observa que no diferencian entre lo que puede y lo que va a producirse. La capacidad ociosa es común a todos los negocios. No existe el tamaño perfecto. Algunas máquinas siempre tenrán menos utilización y eso tiene un costo que debe reflejarse en los flujos de caja.