viernes, 11 de diciembre de 2009

Pasta de conejo

Cuando mi tío me mostró su proyecto para elaborar sandwich de pasta de conejo, le tuve que decir que lamentablemente no era rentable.
Una semana después, me lo vuelve a traer y esta vez sí le sale rentable. Extrañado, observo que el único cambio que le hizo fue bajar los costos de la carne de conejo.
- ¿Pero cómo pudiste bajar tanto los costos?- le pregunto
- La verdad- me responde- voy a usar una mezcla de carne de conejo con carne de caballo y como el kilo de este último sale más barato, me baja el costo total.
- ¡¡Pero para lograr ese costo promedio casi vas a tener que usar solo carne de caballo!!- le digo.
- Ni tanto- me dice. Mitad y mitad. Por cada 5 conejos uso 5 caballos.

Dos flujos de caja distintos miden, uno la rentabilidad del proyecto y otro la rentabilidad del inversionista. Este último incluye el préstamo, la amortización de la deuda y el pago de intereses, con sus efectos tributarios. Aunque ambos tengan una alta rentabilidad, si el del inversionista presenta fljos negativos, lo más probable es que no sea sujeto de crédito por parte del banco, ya que puede considerar que la empresa privilegiará el pago a los proveedores, trabajadores o fisco, antes que al banco.
He visto muchos proyectos donde el evaluador considera el plazo de la deuda igual al horizonte de evaluación del proyecto, lo que definitivamente pasa únicamente cuando se da una gran y poco probable coincidencia.
Sin embargo, una posible solución real y eficiente sea la de redefinir el plazo para pagar la deuda. Al aumentar el plazo, baja la cuota y permite, a veces, exhibir flujos positivos. De esta forma, se viabiliza el proyecto mediante la gestión del endeudamiento. Nunca debe jugarse con los "números" para disfrazar lo no viable como viable.

1 comentario:

Tax preparer dijo...

This is really an interesting post, with interesting it is also informative post....
thanks...
Tax preparer