martes, 10 de abril de 2012

Ya no vale la pena separarme


-¡¡Nassir!!- me grita un amigo al que hacía dos años no veía.
-¡Hola Juan José! Qué gusto de verte ¿Cómo te ha ido? ¿Te separaste al fin de la bruja de tu mujer?- le digo en broma.
-No- me responde en voz baja. Cada día se me hace más difícil separarme.
-Claro...con los años uno va dándose cuenta de otros valores...
-No, imbécil- me interrumpe, es que cada vez que se hace una cirugía estética la encuentro menos mala.
.
Cuando un gobierno pospone una inversión y compensa con obras de mitigación del problema que originó la idea del proyecto a quienes iban a ser los beneficiarios , lo único que se logra es que cada vez que se reevalúe ese proyecto menos beneficios encontrará.
Por ejemplo, cuando se posterga la construcción de un puente para unir una isla con el continente y se construyen rampas, se amplían los servicios de salud en la isla, se subsidien algunos costos o se mejoran los transbordadores, los beneficios sociales de construirlo más adelante ya no podrán incluir el mismo ahorro de tiempo, los mismos problemas de salud que se evitarían o los costos que antes de la compensación se pagaban. Claro que aparecerán otros beneficios como el aumento de tráfico.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

...me recuerda una isla al sur de pto.montt, donde quieren a toda costa un mall.

Excelente blog

Nassir dijo...

Podríamos escribir un libro con ejemplos...gracias por tu opinión del blog