domingo, 7 de octubre de 2007

Bienvenidos impuestos

Contaba un amigo que "la multa es un impuesto por hacer las cosas mal y un impuesto es una multa por hacer las cosas bien. Ojalá tenga que pagar siempre altos impuestos porque eso significa que estoy ganando".
Uno de los beneficios indirectos importantes que tiene la aprobación de un proyecto es el impuesto sobre las utilidades. La inversión en un activo cualquiera es contabilizada por la empresa, lo cual permitirá depreciarla en los años futuros. Como la depreciación no es un egreso, sólo hará bajar las utilidades contables y, por lo tanto, el impuesto a pagar, que sí es un egreso relevante para el proyecto. En países donde el impuesto a las utilidades es de 35%, por sólo comprar el activo, recuperará el 35% pagando a futuro menos impuestos. En otras palabras, para que el proyecto sea rentable, falta por demostrar que existen beneficios netos equivalentes al otro 65% del valor de la inversión.

2 comentarios:

Fernando Romero dijo...

Mi estimado Nassir

Lamento en este caso decir que no estoy tan de acuerdo contigo... cierto es que hay un beneficio sobre los impuestos, pero creo que éstos no son la causa, son más bien el efecto. Creo que el beneficio al que te refieres es producto de la depreciación (la causa) que te produce un ahorro fiscal (el efecto). Por tanto, no creo que el beneficio provenga del sistema impositivo. De otro modo, las exoneraciones tributarias que suelen dar los gobiernos a las nuevas inversiones serían en vano.

A mi modo de ver las cosas, la depreciación te crea un escudo fiscal parecido al que te crean los gastos financieros... incluso existe un método de valoración llamado Net Value Added (NVA) que te muestra cómo crear valor con la depreciación económica y el efecto se ve directamente sobre los impuestos. Digo esto porque este método lo analizo en mi tesis de magíster. Puedes ver los papers del autor (Jan Jacobs) en SSRN.

En todo caso, no estoy de acuerdo con lo que dices pero defenteré hasta la muerte tu derecho a expresarte, jeje.

Un abrazo
Fernando Romero M.

PD: Sí tengo un blog, pero lo tengo medio descuidado y nadie lo visita. Pero tu blog es tan bueno que el mío solo sería una copia del tuyo!!!

Nassir Sapag Chain dijo...

Estimado Fernando.
Creo que tienes las cualidades de sobra para tener tu propio blog. Poca es la gente que tiene opinión propia como tú.
Por otra parte, no veo el desacuerdo.
Estamos mirando lo mismo desde distintas perspectivas. Desde la mía, trato de decir que la misma máquina comprada en distintos países,tiene efectos indirectos diferentes sobre los impuestos a través de la depreciación, lo que hace diferentes los requerimientos de generar flujos. Obviamente, donde se tributa 35%, cualquier utilidad en la operación del activo tendrá también un impuesto del 35%, reduciendo los flujos.
Un abrazo
Nassir