sábado, 22 de diciembre de 2007

Comunicación

John Berdan, de la Universidad de Yale, leyó a sus alumnos un texto muy mal escrito y les pide que expresen su opinión. Todos critican sin piedad la redacción, hasta que él reconoce ser el autor, diciendo: "me demoré dos horas en transformar un buen texto en el más deplorable escrito....lo que me asombra es que ustedes puedan escribirlo así todos los días y en sólo 10 minutos".
Es preocupante ver cómo la brecha en la capacidad de comunicarse de los chilenos se expande cada día más respecto a países como Perú y Bolivia . Leer un proyecto o revisar incluso un examen en cualquiera de estos dos países es un verdadero agrado, por la amplitud del vocabulario, por una excelente redacción y ortografía y por una presentación sistemática, clara, coherente, completa y concisa. En Chile, a poco empezar a leer un informe de proyecto, ya aparece una primera impresión negativa que puede influir en contra de un buen proyecto mal presentado.

2 comentarios:

oratoria dijo...

Estimado Nassir:

Bien sabes que para mí, esto es como miel para las abejas...

Podría extenderme latamente sobre este punto. Lo fundamental es que concuerdo TOTAL Y ABSOLUTAMENTE.

Cada vez que me topo con "faltas" de esta clase, mi impresión y juicio sobre alguien se ven severamente afectados. Si a ello le sumas la falta de propiedad, elocuencia y dialéctica al momento de verbalizar dichos proyectos, el resultado es aún peor.

Una de las cosas que más me atrajo de mi señora fue que cuando le escribí un correo electrónico por primera vez, ella (además de elocuente) lo respondió con todas las tildes debidas...un lujo...:-)

Christian Andrada D.

Nassir Sapag Chain dijo...

¿y ella que vió la pobrecita en tí?