martes, 19 de febrero de 2008

Tipos de consumidores

-“Realmente ese vestido la hace ver 10 años más joven”- le dice un atento vendedor a una dama que se prueba vestuario.
- “Entonces no lo compro, no quiero parecer 10 años más vieja cada vez que me lo quite” respondió ella.

Una de las variables que más se analiza en el estudio del mercado de un proyecto, es el consumidor. Sabemos que esto no siempre debe ser así, ya que a veces los proveedores, distribuidores o competidores pueden ser tanto o más importantes en el éxito de una inversión. Sin embargo, el estudio del consumidor es inevitable. Una de las tantas cosas que se deben saber antes de hacer la investigación acerca de sus comportamientos, deseos, estímulos, etcétera, es que los potenciales clientes para un mismo producto pueden ser muy distintos en su personalidad, incluso dentro de un mismo segmento del mercado. Por ejemplo, existe el cliente “dominante”, que sabe o cree saber lo que quiere e impone su opinión; el “influenciable”, que le gusta que le recomienden y acepta gustoso que le expliquen o clarifiquen los atributos del producto; el “analítico”, que, además de informarse, compara entre distintos productos, marcas, locales de venta, precio, etcétera y después compra y el “emocional”, que reacciona frente a estímulos como la publicidad, un complemento promocional o un envase, entre muchas otras cosas. Al hacer la investigación de mercados debe tenerse presente que todos ellos deben estar incorporados en la muestra, de manera que se pueda prever, por ejemplo, el costo de una campaña promocional o una capacitación a los vendedores.

2 comentarios:

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Estimado:

Me parece una muy buena analogía que usted hace profesor, pero como se espera de toda "Muestra", que sea totalmente representativa de toda la población y con ello estimar los costos necesarios para una "optima" (volviendo al concepto del tema anterior) campaña de marketing logrando nuestro objetivo principal que es "EVANGELIZAR Y FIDELIZAR" a nuestro mercado meta. Ya que una muestra basta para conocer como se comporta el resto de una población o el nicho al cual queremos llegar, ya que por ejemplo "Al sazonar una hoya de sopa, no necesitamos tomarnos TODA la sopa para saber que tan bien de sal quedo, sino solo debemos tomar un cucharadita y beber un sorbo para saber como esta de sal TODA la sopa" Y con ello poder saber como se comportan los distintos tipos de personalidades dentro de un mismo nicho, tan solo a traves de una muestra representativa del mercado al cual queremos llegar.

Un Abrazo!

Héctor Rodríguez Pérez

Nassir Sapag Chain dijo...

Cierto mi mas fiel y constructivo comentarista y ya practicamente amigo Héctor. Sin embargo, todavía se sigue enseñando en importantes universidades chilenas que el mercado se segmenta por sexo, edad,nivel socioeconómico, etc. sin considerar que personas de igual sexo, edad y nivel socioeconómico pueden actuar de diferente forma y tener hábitos de consumo diferentes, entre muchas otras cosas.
Una vez más....muchas gracias