viernes, 2 de mayo de 2008

Mantenimiento preventivo o correctivo

Una noche noté que había alguien en el patio de mi casa. Rápidamente llamé a la policía. Me preguntaron si el ladrón estaba armado, si estaba solo y si estaba dentro de la casa. Respondí que no sabía, pero que dentro de la casa no estaba, a lo cual me señalaron que iban a enviar a alguien en cuanto fuera posible, porque en ese momento no había nadie disponible. Un minuto después, volví a llamar y dije “Hace un minuto llamé porque había un extraño en mi jardín. No hay necesidad de que se apuren porque ya lo maté con un tiro de escopeta en la cabeza". Pasaron menos de tres minutos y habían en mi casa cinco patrullas policiales, un helicóptero, una ambulancia, el Defensor Penal Público, reporteros de televisión, periodistas y fotógrafos de todos los medios de prensa, un diputado, dos concejales y un grupo de los Derechos Humanos, que no se perderían esto por nada del mundo. El ladrón, todavía en el patio, miraba con cara de asombro el gran despliegue de fuerzas. En medio del tumulto, un teniente se aproximó y me gritó: "¡¡Creí que había dicho que había matado al ladrón!!". Yo le contesté: "Creí que me habían dicho que no había nadie disponible..."

Hace muchos años, mi profesor, colega y amigo Ernesto Fontaine, evaluó en su recordado CIAPEP el que él reconoce como "el proyecto más rentable que jamás habían evaluado: la compra de radiopatrullas para Carabineros, el cual presentó una rentabilidad superior al 2.500% --¡¡¡dos mil quinientos por ciento por año!!!-- proyecto que beneficiaba más a los más pobres". Yo sé que al gobierno de Bachelet no le importa la evaluación social de proyectos. Así lo demostró una ex Ministra de MIdeplan y ahora mi otro amigo, el Ministro de Obras Públicas. Pero la simple lógica hace visualizar que en el tema de la delincuencia los costos de la prevención son siempre menores que los de la corrección. Al evaluar qué tipo de mantenimiento es mejor para una máquina, es posible observar que ambos pueden ser buenos dependiendo de la situación. Efectivamente, a veces es mejor no prevenir fallas y esperar que ella suceda para reparar la máquina. Pero el tema de la delincuencia involucra vidas humanas. Al leer que sólo una persona quedó detenida (y por antecedentes anteriores) en los actos de violencia protagonizados en la "celebración" del 1 de mayo y que todos tuvimos la oportunidad de ver en televisión, creo que algo está fallando en Chile. No se nota la prevención (¿un policía cada cuántos pobladores pobres y cuántos policías por cada autoridad o personaje que alguien consideró "importante"?) ni corrección en el tema de la delincuencia. Este es el mejor abono para la formación de los tristemente celebres escuadrones de la muerte, que decidieron que alguien tenía que hacer justicia.

11 comentarios:

Raúl dijo...

Profesor. He seguido con ingterés sus comentarios en esta página y siento que aprendo y coincido generalmente con sus explicaciones. Lo felicito. Eneste comentario hay una verdad que nadie puede desmentir. La despreocupación del gobierno es incomprensible. Con los recursos que tiene ahorrados ¿qué pretende? ¿no se da cuenta que la inversión en prevención de la delincuencia, dando más educación o creando fuentes de trabajo, por ejemplo, no es más rentable para los chilenos todos? Incluso para ellos desde el punto de vista de la polítiquería.

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Mí estimado Don Nassir:

Como dice el dicho: "Más vale prevenir que curar" se ha hecho caso omiso en el "Chile" actual. Se pretende dar una imagen de gobierno, fuerte, robusto, creando supuestas leyes "PENALES" y "REFORMAS" con el propósito de MEJORAR los beneficios para las victimas de robos o asaltos (prevenir) pero que al fin y al cabo estas famosas "PUERTAS GIRATORIAS" le han hecho mucho más FAVORABLES a los delincuentes, ya que SABEN como ROBAR, QUE ROBAR Y QUE DECIR, para salir impunes de cualquier delito. ¿Dónde esta la mano dura?...un país que se ha basado en movimientos políticos, donde las "POSICIONES" valen más que las "CAUSAS", y donde un partido TIENE más peso que el PROBLEMA mismo que se quiere mitigar.

Ahora bien, al momento de evaluar un proyecto de impacto social o más bien económico, ya que por mi experiencia en una empresa de carácter público, las evaluaciones de proyectos SOCIALES el Ministerio de Planificación y la DIPRES pedían una evaluación COMERCIAL con beneficios económicos que justificaran la implementación y financiamiento del proyecto, no bastaba dando un beneficio SOCIAL calculado en un VAC (Valor Actual de Costos) sino también calculado con un VAN (Valor actual Neto), lo cual no me cuadra mucho, ya que como usted bien dice mi estimado “PREVENIR O CORREGIR”, son dos perspectivas distintas que lleva a objetivos distintos y que al momento de evaluar, son dos EVALUACIONES DISTINTAS, ya que NO podemos ver a la EDUCACIÓN y a la SEGURIDAD por ejemplo, como una INVERSIÓN RENTABLE MONETARIAMENTE para el Gobierno, sino más bien como una inversión SOCIAL de beneficios traducidos en un mejor pasar, mejor educación y una mayor seguridad que se produzca en un bienestar que rentabilice a sus habitantes y no específicamente a su EVALUADOR (El gobierno).

“La falacia de lo evidente"...

Mis saludos estimado Don Nassir.

Suerte en su viaje!!!

Un Abrazo, Héctor.

Fernando Romero dijo...

Mi estimado Nassir

Hace algunos años atrás, también funcionaba un escuadrón de la muerte en la ciudad donde vivo; es verdad que aquella idea dio resultado, no solo en el mantenimiento "correctivo" (pues se eliminaba el problema) sino también en el "preventivo" porque se enviaba una señal de lo que podría sucederle a alguien que ejecutara actividades delictivas.

Al ver que ideas como esas pueden resultar efectivas, nos damos cuenta de la clara diferencia que hay entre un resultado "óptimo" y un resultado "sustentable". Sí, un escuadrón de esos puede ser una solución "óptima" en el corto plazo, con beneficios en la generación actual. Pero, es en realidad "sustentable", de tal forma que los costos de este "proyecto" no se trasladen a generaciones posteriores?

El beneficio actual de aquella idea es que se acaba con la delincuencia, pero el costo a futuro puede ser que se vea como 'bueno' el que la gente tome la justicia por sus propios medios. Justamente para evaluar tales costos y beneficios, se han creado ciencias como la economía ambiental y la evaluación social de proyectos.

Lo que me sorprende de este caso es lo que se menciona sobre Chile, país que se ha tomado casi siempre como referente del avance de las ciencias en A. Latina. Si allá en Chile, con lo tan "avanzados" que están en políticas públicas y otras ciencias, no les importa la evaluación social de proyectos, ahora imagínate cómo es la situación aquí en el Ecuador.

Bueno, ya temdremos más tiempo para conversar sobre el tema durante los recesos. Buen viaje y bienvenido!!!

Un abrazo
Fernando Romero M.

Fernando Romero dijo...

Estimado Héctor

Te comento algo. No eres el único a quien no le cuadra el hecho de que las políticas, planes y programas públicos sea evaluados a través de un VAN, pero en realidad todo depende de la óptica desde la cual la mires.

Por ejemplo, si evaluamos la inversión en educación (que en los presupuestos del estado se la llama "Gasto") desde la óptica financiera, veremos que efectivamente aquella inversión se comporta como gasto y que su VAN es muy negativo. Pero cuando la vemos desde la óptica social, nos damos cuenta del verdadero beneficio de aquella inversión, la cual nos dará un VAN positivo y que tal VAN afecta positivamente a otras variables de tipo macro (PIB, empleo, desarrollo local, etc.) Al mismo tiempo, te darás cuenta de las metodologías de evaluación social son un poco más complicadas que las que normalmente se usan en evaluación financiera (incluso utilizas muchos conceptos micro).

En este caso, el VAN social nos dirá algo que todos sabemos: que los desembolsos estatales en pro de la educación no son ningún gasto, sino todo lo contrario: una excelente inversión.

Un abrazo
Fernando Romero M.

Oscar manuel CÁRDENAS MAULÉN dijo...

Hola mis estimanos, en especial al profesor Sapag.
Para reforzar un poco más lo mencionado por Hector sobre Min.Hacienda en lo referente a la exigencia que tuvimos en pedirnos el cálculo VAN en un proyecto netamente Innovación sobre la base de proyectos sociales,y me da la impresión que por algún medio cuantificable están jerarquizando los proyectos y aplican como solución el VAN y no un VAC, que sería un método más demostrativo.
Pasando a su tema profesor, estimo que para estos últimos gobiernos es más preocupante la opinión de la población sobre las medidas correctivas aplicadas por el gobierno que la porción de solución resultante, demostrando que le interesa demostrar parciales soluciones a lo largo del período presidencial para demostrar solvencia y actitud frente a estos problemas en vez de dar un corte definitivo.
Además que no han podido hacer frente a nuevos desafios ya que todavía no pueden solucionar las coyunturas anteriores.
Creo que las soluciones pasan por algo muy simple, en que puedo mencionar la conveniencia de nombrar al PASTELERO A GARGO DE LOS PASTELES, así como el Ministro de Hacienda es el único con un grado académico de acuerdo asu gabinete.
Atte.
Oscar CÁRDENAS M.

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Estimado Fernando:

Gusto en saludarte. Concuerdo totalmente con lo que me comentas, pero acá un proyecto SOCIAL netamente, de beneficio e impacto en la sociedad, que generaría estudios, ayuda a universidades, etc... nos pedían EVALUARLO considerando una DEMANDA previamente justificada, mediante la cual se GENERARA un INGRESO o RENTABILIDAD por concepto de este proyecto. Eso es lo ilógico, ya que mediante las evaluaciones SOCIALES que presentamos al ESTADO, estamos diciéndoles en donde ellos pueden invertir los CAPITALES del país, para obtener el máximo de beneficio en la sociedad chilena y NO en donde pueden invertir para tener el MAXIMO beneficio económico para el ESTADO. Ya que como bien me dices, desde el punto de vista que se mire, será de como veamos estos EGRESOS del Gobierno, como GASTOS o INVERSIÓN, pese a esto el Gobierno produce más GASTOS ya que las inversiones que hace de las cuales espera tener una RENTABILIDAD, ya sea en educación o en otro sector dentro de nuestra economía, al final TERMINA siendo un GASTO de dinero sin que el objetivo final que es la RENTABILIDAD del proyecto en donde se invirtió, se cumpla.

Saludos estimado Fernando.

Un Abrazo

Héctor Rodríguez Pérez.

Nassir Sapag Chain dijo...

Raúl...un poco lo que hacía Ernesto Fontaine era estudiar en qué invertir (no en qué gastar) los recursos públicos. De esta manera, posibilitaba destinar los recursos en forma eficiente y oportuna sin ninguna otra consideración que los recursos sean bien asignados.

Nassir Sapag Chain dijo...

Gracias Héctor. Ya estoy en la tierra de Fernando. Mañana lo veré.
Aunque hace años dejé de evaluar proyectos sociales, la evaluación privada (o comercial como tú la llamas) se rerquería por dos razones. Una, para transformar los valores privados en sociales y agregarle las externalidades. Otra, para generar más información: por ejemplo, verificar la sustentabilidad del proyecto y anticipar futuros requerimientos de más aportes. No digo más porque es tema de otro posteo. Un abrazo

Nassir Sapag Chain dijo...

Hola Fernando...ya estoy en Guayaquil...mañana nos vemos. Como tú dices, el problema es que la solución óptima es prevenir, por ejemplo, creando oportunidades para los jóvenes que salen del colegio y no pueden ingresar a la Universidad y también para los mayores (a los 50 años cuesta encontrar trabajo en Chile, tener un plan que permita mantener en la cárcel a los delincuentes, dotar a la policía de más recursos. Hoy leía en el periódico cómo se está haciendo habitual que las personas incluso electrifiquen los cercos a sus casas. Así se empieza: "electrocutando" a los que intenten ingresar a la propiedad privada. Luego, seguramente veremos guardias privados armados cuidando condominios. La pregunata es ¿queremos volver al Far West? Yo, por lo menos, no entregaría mi arma voluntariamente como pretende el gobierno. La solución no es desarmar a las potenciales víctimas. Un abrazo.

Nassir Sapag Chain dijo...

Hola Oscar. Sobre el primer punto, no sería problemas usar el VAN cuando se cuantifiquen los beneficios sociales correctamente. Sin embargo, el VAC sí es útil cuando se usan otros criterios como costo - efectividad (menor costo para disminuir en un mes la lista de espera en los hospitales, o reducir la delincuencia).
Respecto de tu segundo comentario, lo comparto totalmente, pero lo aplico a todos los políticos. Claro que en el último tiempo se ha agudizado más el privilegiar intereses políticos de corto plazo. Un abrazo

Oscar manuel CÁRDENAS MAULÉN dijo...

Estimado Profesor NAssir.
Nosotros que hemos evaluado en forma conciente y profesional los proyectos y pretendemos al mejoramiento continuo, no creo la factibilidad de aceptar incompetencias disfrazadas de antagonismos políticos, con miras al corto plazo como Ud. plantea, como decir,. nos entregan soluciones parciales para hacer una retención extensa de un buen actuar gubernamental.
De paso Profesor lo invito a mi blog,..www.oscarcardenas.blogspot.com
Atte
Oscar CARDENAS M.
un abrazo...