miércoles, 10 de diciembre de 2008

La estacionalidad de mi esposa

Después de 33 años de casado, nunca me he podido acostumbrar a dormir solo (perdón....sin mi esposa). Paso las noches en vela pensando en ella. Me atormenta saber que debo viajar y que al acostarme no la tendré a mi lado. Pero en los momentos de más angustia es cuando más florece la imaginación. Habiendo dormido casi 150 días este año en más de 50 hoteles distintos y preparando mi próximo viaje....¡encontré la solución!. Le pedí a mi esposa que se saque una fotografía, yo la guardo en mi laptot y, cuando me vaya a acostar, pongo el computador en la almohada de al lado mío, lo enciendo y abro el archivo con su foto. Así, me duermo mirándola y, si me despierto a medianoche, la veré observándome.
El sábado pasado me levanté a las 9.30 de la madrugada y encontré un papelito amarillo en el refrigerador donde nos decía, a mi hijo y a mí, que se fue a sacar la foto. Imagínense lo contento que estaba.
Pero todo cambió. A las 13.00 horas no llegaba ni respondía su celular. casi no almorzamos (por la preocupación y porque no sabemos cocinar). A las 16.00 horas mi hijo quería llamar a la policía. A las 17.00 horas yo pensaba si debíamos llamar a los hospitales y a la morgue. A las 17.55 la desesperación era total. A las 18.00 se nos pasó porque empezaba un partido de futbol por televisión. Estábamos en lo mejor del partido cuando llega y nos muestra una foto.
- ¿Quién es?, preguntamos al unísono mi hijo y yo.
Era ella. Después de tres horas en un peluquero profesional, cuatro en un maquillador profesiones y de 387 fotografías hasta que encontró una que valiera la pena (la verdad es que a las 18.00 cerraba el negocio y la echaron para la calle con las 387 fotos).
Si ustedes ven esa foto, no podrían saber cómo es mi esposa. Para saberlo, deberían ver varias fotos que yo podría sacarle durante el día. Una cuando se levanta, otra cuando sale del baño, otra cuando se arregla sola para salir de compras, otra podría ser la elegida por ella, otra cuando se va a acostar y otra cuando sale del baño para irse de la cama. Así podrían ver la estacionalidad de mi esposa durante un día y estimar un promedio para estimar cómo es ella realmente.
Si sólo vieran la foto de cuando se levanta en la mañana, seguro se preguntaría "¿qué habrá hecho el pobre Nassir para merecer esto?" y si ven la elegida por ella, probablemente dirían "¡yo sabía que Nassir tenía que tener alguna gracia oculta para merecer este monumento!".

Cuando se calcula el monto a invertir en capital de trabajo, muchos autores recomiendan utilizar el método Contable, pero yo prefiero el del Período de Desfase. El primero es tan difícil que, a lo más, permite proyectar los niveles de activos y pasivos corrientes a una fecha del año, generalmente al 31 de diciembre. Incluso quienes utilizan un estándar histórico se basan en la información contable de los balances a una fecha determinada. Sin embargo, las estacionalidades pueden hacer que el proyecto requiera niveles de inversión en capital de trabajo durante el año muy distintos al determinado contablemente.
Pero esta no es la única limitación del modelo. Cuando al crecer el proyecto enfrenta cambios en los niveles de actividad, con economías de escala para algunos insumos y deseconomías de escala para otros o cuando hace variar sólo los costos fijos, se complica tanto la aplicación del modelo que lo hace ser más incorrecto que cualquiera de los otros dos que ofrece la teoría (período de desfase o déficit acumulado máximo). En mi opinión, cualquiera de estos es más preciso que el contable y mucho más fáciles de hacer.

4 comentarios:

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Estimado Nassir:

Definitivamente concuerdo con usted, que cualquiera de los dos métodos expuestos es mejor que el contable ya que nos llevan a un resultado más real de la inversión que necesitamos hacer en capital de trabajo y no en "momentos".

Saludos a usted y a su señora que tanto cita en sus notables ejemplos profesor.

Un fuerte abrazo.

Héctor Rodríguez Pérez

Anónimo dijo...

Insisto en que estas jugando con fuego: El dia que Cristina lea los blogs es altamente probable que sea el último dia de tu vida. Lo peor es que como te dejará, costará un mundo reconocer el cadaver

Lucho

Nassir Sapag Chain dijo...

Gracias héctor...se los daré.
En este último tiempo me he quedado con el método del período de desfase porque es el único que corrige automáticamente el monto invertido cuando cambian los volúmenes de actividad o los precios de los insumos
Un abrazo

Nassir Sapag Chain dijo...

Espero que los amigos como tú no se los muestren...ella no sabe ver internet...por eso duermo tranquilo