lunes, 31 de marzo de 2008

Proyectos de ampliación

Iba manejando tranquilamente durante las vacaciones destino a mi parcela cuando mi yerno me dice:
- "Tío (no se porqué me dice así): ya es hora de que se compre otro auto"
- "Pero si este es excelente", le respondí
- "Claro, pero como usted no va atrás........".
Me doy vuelta y veo a mi yerno, mi hija, mis dos nietos, mi hijo y su novia, todos apretujados, y pienso "primera vez que coincido con mi yerno". Así que volviendo a Santiago me compré un segundo automóvil. Como nadie más sabe conducir en mi familia, ahora me voy con mi señora, mi hijo y su novia en mi viejo auto. Los dejo en la parcela y me regreso rápidamente a Santiago, cambio de vehículo y llevo a mi hija, su esposo y mis dos nietos, todos comodamente sentados. Para regresar hago lo mismo.

Evaluar un proyecto de ampliación tiene varias opciones que se deben estudiar: a) no crecer (el beneficio de disfrutar el campo compensa el costo de la incomodidad...de ellos); b) crecer comprando más activos; c) crecer reemplazando el activo de menor capacidad por otro de mayor capacidad; d) externalizar parte del proceso (enviar a mi yerno en ómnibus); e) arrendar otro activo y posiblemente el lector identificará otras que en este momento no se me ocurren, como irme a vivir al campo. Lo importante es identificar todas las opciones. Sólo así se encontrará la mejor opción.

domingo, 23 de marzo de 2008

No desearás la mujer de tu prójimo

Se cuenta que cuando Moisés leía a su gente los Diez Mandamientos, al llegar a "No desearás a la mujer de tu prójimo" la mayoría se puso a pifiar. Sólo logró hacerlos callar cuando agregó:
- "Esto es lo que dice la ley....esperemos a ver qué dice la jurisprudencia"

Muchos evaluadores creen que la viabilidad legal se refiere sólo al cumplimiento de la ley escrita. Sin embargo, las prácticas regulares en una organización, muchas veces no normadas por ley alguna y ni siquiera escritas o transmitidas formalmente, pueden ser determinantes en el éxito o fracaso de un proyecto. Por ejemplo, cuando en la Facultad de economía de la Universidad de Chile evalué dar un bono de productividad (legal) asociado exclusivamente a un porcentaje del ahorro que los funcionarios no académicos lograran en los consumos de luz, agua, fotocopias y otros, la rentabilidad era altísima. Se invertía cero, por lo que cualquier ahorro daba rentabilidad infinita. Sin embargo, cuando se pagó a fin de año (coincidiendo con el bono de Navidad), hubo una presión enorme del resto de los funcionarios de otras facultades que no iban a recibir ese bono. ¿Cómo era posible que el Mayordomo de una Facultad recibiera un bono mayor que el de igual cargo en los Servicios Centrales o la propia Rectoría?. Lo más increíble fue que cuando se les planteó la imposibilidad de pagar a todos ese bono alto, los "representantes" de los funcionarios pidieron que se los redujéramos a los de nuestra Facultad. Por eso, al evaluar un proyecto en una empresa en marcha debemos preocuparnos especialmente de la prácticas, buenas o malas, con las que acostumbra trabajar la gente.

jueves, 20 de marzo de 2008

El décimo Mandamiento

- "Según los 10 mandamientos, no debo desear a la mujer del prójimo, pero no dice nada acerca de que no puedo desear al prójimo" - le dice Luis a su mujer cuando ésta descubre que es gay.

Uno de los aspectos importantes que debe estudiarse para asegurar la viabilidad del proyecto son las normas legales, con el objeto tanto de determinar la inexistencia de trabas legales para la instalación y operación normal del proyecto. Por ejemplo, agregar un nuevo piso sobre la estructura actual del edificio requiere determinar si la nueva altura está dentro de los rangos permitidos de construtibilidad y si cumple con los límites de las rasantes respecto del área del terreno. De igual manera, un sistema de evacuación de residuos deberá cumplir con las normas de impacto ambiental existentes para la zona donde se instalará la fábrica.

domingo, 16 de marzo de 2008

Valorización contingente

- "¿Qué opinas de la frase de Bono (lider del grupo U2): 'Los únicos ideales que vale la pena tener son los que puedes aplicar a la vida diaria. Y al mundo', Lucho?".
- "Muy bonita, pero los míos siempre fueron sexo y dinero".
- "¿Y los has logrado?"
- Sí....a veces pago por el sexo".

Desde la perspectiva de la rentabilidad social es necesario cuantificar los beneficios y costos ambientales de rivados de la inversión. El método de la valoración contingente, por ejemplo, busca determinar la disposición a pagar por el derecho de uso de vías exclusivas que hagan el tráfico más expedito o por ver las aguas de un río más limpias y descontaminadas. Entre las variables que determinan la disposición a pagar se pueden mencionar el nivel de ingresos o la cercanía y capacidad de acceso a las zonas mejoradas.

lunes, 10 de marzo de 2008

Negros y blancos

¿Por qué le dirán "hombre de color" a un negro que nace negro, crece negro, al sol es negro, con frío es negro, enfermo es negro y muerto es negro, y a nosotros nos dicen el "hombre blanco" si cuando nacemos somos rosados, crecemos blancos, al sol nos ponemos rojos, con frío estamos morados, enfermos nos ponemos verdes y muertos de color gris pálido?

En un proyecto pasa lo mismo. Cuando se habla de construir un flujo de caja, por lógica deberíamos incluir todas las cuentas que constituyan algún movimientos de caja. Sin embargo, para medir la rentabilidad de una inversión, necesariamente se deberán agregar el valor de desecho, o valor remanente de la inversión y, sólo en algunos casos, la recuperación del capital de trabajo. Cuando se hace una inversión, generalmente se hace para que perdure en el tiempo la empresa que se creará con el proyecto. Por ello, el evaluador agrega en el flujo, al final del horizonte de evaluación, un valor que, sin constituir ingreso, forma parte de la riqueza que el inversionista tendría si hace el proyecto. Por ejemplo, si el proyecto consiste en comprar una vivienda para alquilar y se evalúa el proyecto a 10 años, en ese plazo se deberá considerar el ingreso generado por el alquiler más una estimación del valor de la vivienda con 10 años de uso. La teoría ofrece tres opciones para determinar este valor: a) el contable, o lo que valga para el fisco, b) el comercial, o en lo que lo valore el mercado corregido por los efectos tributarios y c) el económico, o la equivalencia a lo que la empresa, como unidad económica, sea capaz de generar a partir del momento en que se hace la valoración.

martes, 4 de marzo de 2008

Aseo mental

"La opinión de un evaluador es más limpia que la de cualquier otro profesional. Claro, si la cambia más seguido"

Cuando se empieza a evaluar un proyecto existen distintos niveles de profundidad en los análisis, denominándose Perfil al más simple, Prefactibilidad a uno intermedio y Factibilidad al más profundo. El Perfil se usa generalmente para encontrar alguna razón que no justifique seguir gastando recursos en la investigación. En otras palabras, trata de determinar porqué otro inversionista no lo ha implementado antes. Si no se encuentra una razón para ello, el estudio pasa a la etapa de Prefactibilidad (o estudio preliminar de factibilidad), donde usando principalmente fuentes de información secundaria (estándares, regresiones estadísticas o información de terceros como cotizaciones, proyecciones del Banco Central, etcétera), elabora un flujo de caja para comparar las inversiones con los costos y beneficios proyectados. Como resultado, puede recomendar el abandono dada la nueva información recolectada, la postergación o la profundización del estudio. En este caso se pasa a la etapa de Factibilidad, donde se recurre a fuentes de información primaria, o sea, el origen de la información. Por ejemplo, mientras en prefactibilidad se puede calcular el costo de construcción usando como parámetro el costo promedio de construcción del metro cuadrado, en factibilidad debe calcularse el costo real de la obra. Quizás recién en esta etapa el evaluador averigüe que el proyecto no es rentable.
Un comentario más: no es necesario llevar todos los elementos de costo a nivel de factibilidad. Sólo se hará con aquella información que, pudiendo afectar fuertemente a la rentabilidad, generan dudas su validez en la etapa de prefactibilidad.

sábado, 1 de marzo de 2008

Perdonen lo poco

Justo el día más calurosos de mis vacaciones tenía que cortar el césped de mi parcela. Sin pensarlo, le comenté a mi esposa:
-"Hace tanta calor, que cortaría el pasto desnudo- y agregué- ¿qué crees que dirían los vecinos?". me miró con su más tierna cara maternal y me respondió:
-"Que probablemente me casé contigo por tu dinero".

Cuando se hace una investigación de mercado para un proyecto, hay que ser tan cuidadoso en la forma como en el fondo de las preguntas. Hace unos años, me correspondió participar en una investigación del Instituto Interamericano de Mercados de Capital, donde se comparaba la forma de ahorro de las personas entre diferentes países. Cuando revisamos las respuestas a la pregunta abierta de cuál era la forma en que ahorraban, un grupo respondió "depósitos a plazo, dólares, propiedades, etcétera"; mientras que otro señaló que "apagando las luces, haciendo compras entre grupos de vecinos o controlando el tiempo bajo la ducha". Esto me hizo recordar la anécdota de un profesor que pidió a sus alumnos que escribieran en forma anónima cuál era su iglesia preferida. Mientras muchos respondieron "la católica, la ortodoxa, la mormona, etcétera", uno señaló "la Gótica".