miércoles, 8 de julio de 2009

Evaluar y emprender

"No creo que la intención de Dios haya sido que sólo los pecadores disfruten de las cosas buena de la vida" Dijo Aga Khan II, patriarca de la secta musulmana ismaelita a una consulta de si no era contradictorio ser pastor de almas con su placer mundano por la buena mesa.
El evaluador de proyectos, si bien actúa en este rol como un profesional, obviamente puede emprender su propio negocio. Es más, es deseable que lo haga, puesto que así le será más fácil tener empatía con el empresario que lo contrata.
Lo que no puede hacer, es aprovechar la información que conoce al estudiar un proyecto para terceros en beneficio propio. Por ello, debe necesariamente advertir al inversionista antes de ser contratado los sectores donde él hace sus propias inversiones.

2 comentarios:

Oscar manuel CÁRDENAS MAULÉN dijo...

Estimado.....Un saludo afectuoso.
Podemos hablar todo el día de ética en este tema de proyectos....pero como nos safamos de la intrincada historia de traisiones y falsas especulaciones.
Tengo una respuesta para ello.
Primero si tenemos dudas de una correcta evaluación podemos consultar al evaluador si el estaría dispuesto a invertir es este nuevo negocio. Luego si resulta tan fructífero en el futuro este por su voluntad debiera abandonar la firma y dedicarse en este rubro pero con la idea de ser parte del mercado y no pretender desbalancearlo.

Nassir dijo...

Que bueno tenerte de regreso Oscar.
La idea es buena.
El tema que me preocupa es si podemos o no hacer negocios en la misma industria donde le evaluamos un proyecto a un tercero y competir a futuro con él.