martes, 23 de febrero de 2010

Caliente y frio

Tuve que viajar con el torpe esposo de la menor de mis hermanas a Estados Unidos para ayudarlo con unos negocios. Como yo tuve que pagarle el viaje, le señalé que debíamos compartir habitación...obviamente durmiendo en camas separadas. La primera noche me doy una ducha antes de acostarme y veo que él hace lo mismo después. Cuando sale del baño, me dice:
-Te fijaste que tontos y descuidados se han puesto los gringos? Por eso hoy preferimos los productos japoneses o coreanos antes que los de ellos.
-¿A qué te refieres?- le pregunto realmente sin entenderlo.
- ¿Pero no te fijaste que al abrir la llave de la ducha que tiene la letra H el agua sale caliente y no Helada, y que al abrir la que dice C sale fría en vez de Caliente?
Apagué la luz y traté de dormirme para evitar escuchar más estupideces.
.
Con la globalización creciente que se observa día a día, cada vez son más comunes los proyectos que intentan generar un producto exportable. Además de saber el idioma (H: hot, C: cold), es imprescindible conocer la idiosincrasia de cada lugar. Los países tienen culturas, historias, hábitos de compra, actitudes frente a consumismo, acceso al crédito, intereses, prioridades de consumo no solo diferentes entre países, sino muchas veces entre regiones de un mismo país. La publicidad que en algunas partes impacta positivamente (cuerpos perfectos casi desnudos) en otros pueden ser una ofensa. Un mismo producto, entonces, podrá requerir de estrategias de marketing diferencias, impactando no solo en la proyección de costos sino también en inversiones a las que no se da tanta importancia como la promocional.

sábado, 20 de febrero de 2010

Chivos

Hace un año intenté limpiar aproximadamente una hectárea de terreno que, con el tiempo, se había llenado de zarzamoras y otros arbustos inútiles. Cuando me cotizaron $200.000 por hacerlo pensé que era razonable por el gran esfuerzo que ello significaría. Cuando le comento a mi cuidador que iba a contratar el trabajo me dice, mirándome con cara de "pobre citadino":
- ¿Y por qué no se compra una pareja de chivos mejor? En un año tendrán todo el terreno y yo le consigo por $7.000 el par.
Hoy escribo esto viendo el campo limpio, mientras nos comemos un rico chivo al palo con mi cuidador.
No es fácil identificar todas las opciones para resolver un problema. Aunque la opción evaluada puede ser rentable, es posible que existan otras aún más rentables o menos costosas para resolverlo.
La formulación es la etapa del proyecto donde se deben tomar las decisiones más relevantes para configurar las características sobre las cuales se tomará la decisión de aceptación o rechazo. De igual manera, a veces se podría rechazar un proyecto que aparece como no rentable porque se omitió considerar justo la opción que lo hacía rentable. Si fuésemos capaces de identificar todas las posibilidades para estructurar un negocio, cada una de ellas se transformaría en un subproyecto dentro del proyecto y, por lo tanto, deberá ser evaluado como tal. Esta tarea, que podría parecer titánica e incluso ineficiente, no es tal, ya que se puede evaluar cada uno en su nivel de perfil y así descartar las malas opciones o las menos buenas. De esta manera se selecciona una o dos que se investigarán con mayor profundidad.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Otro gallo cantaría

Sentado bajo un árbol trataba, infructuosamente, de concentrarme en terminar la nueva edición de mi libro, ya aburrido por las continuas interrupciones de mi nieto (tiene el récord de haber logrado quedarse callado 26 segundos seguidos, claro que, bajo amenaza), quien por enésima vez en la última hora vuelve a interrumpirme:
-Abuelo ¿por qué canta el gallo negro?
-Porque si lo hiciera el gallo rojo, otro gallo cantaría- le digo molesto recordándome de la canción de los Olimareños.
-¡Vez!- me grita mi esposa mientras cortaba tomates de la chacra. -¡Como siempre respondiéndole tonteras al niño ¿cómo quieras que aprenda entonces?!
Con cara de triunfo, mi nieto me repite la pregunta.
–Pregúntale a la gallina. Ella debe ser la que le da las instrucciones.
No sé de dónde salió el tomate que reventó en mi cabeza.


Al confeccionar la encuesta para hacer una investigación de mercados, cada pregunta debe ser cuidadosamente elegida y elaborada, de tal manera de que el encuestado no se incomode y así asegurar que hasta el final proporcione respuestas completas y válidas.
Para ello, el número de preguntas debe ser lo suficientemente reducido para no crear inconvenientes a quien responde y ser muy precisas y relacionadas exclusivamente con el diagnóstico que se busca hacer del mercado. Es común la tentación de agregar más preguntas “para aprovechar la encuesta”, lo que solo logra distraer el objetivo de ésta.
Además de permitir una respuesta rápida y fácil, deben estar estructuradas para facilitar su tabulación y posterior análisis. El evaluador puede usar para ello, entre otras, escalas intervales (muy malo, malo, normal, bueno, muy bueno), proporcionales (número de integrantes del grupo familiar, cajas de detergente que compra), jerárquicas (ordenar de 1 a 5 la importancia que otorga a cinco atributos), nominales (marca de cigarrillo que fuma) o de rango (para respuestas más delicada como edad o ingresos.

jueves, 4 de febrero de 2010

La caza de conejos

Recién se había cumplido la primera de mis cuatro semanas de vacaciones cuando, orgulloso le cuento a mi esposa mi nuevo récord:
-Cristi –le digo-en 7 días he cazado 7 conejos con solo 8 disparos. Ya podemos invitar a almorzar a nuestro yerno.
-No seas malhablado. Con 7 conejos tenemos para todos el resto del mes-me responde.
-Igual voy a salir más tarde a cazar otro.
-¡Pero qué apuro tienes! Déjalo para cuando se necesite. Además, más gordos van a estar.
-Noooo- le digo. Van a estar más viejos, más duros y más grasosos. Voy a cazarlos y a congelarlos.

En un proyecto, muchos evaluadores no reconocen el “efecto conejo” en el comportamiento de una variable a proyectar, y usan el computador para identificar la función estadística que explique de mejor manera los datos observados.
Posiblemente, como en el ciclo de vida de un conejo, hay una primera etapa (por ejemplo, la adopción de una innovación tecnológica para el hogar) que crece muy lentamente al principio para “despegar” después (etapa de Introducción, donde la función de crecimiento adopta generalmente una forma exponencial): luego se observa un crecimiento más constante (etapa de Crecimiento, donde la función se asemeja a una lineal con fuerte tendencia al alza). Cuando la tecnología ha sido adoptada, se produce un estancamiento o crecimiento muy moderado (etapa de Maduración con una función de tendencia lineal con pendiente mínima) y termina con una disminución en las ventas, debido a que al estar en todos los hogares, solo lo adoptan los nuevos matrimonios o los reemplazos naturales por su uso (etapa de Obsolescencia, donde pueden presentarse varias funciones de tendencia, pero todas decrecientes). Quizás convenga abandonar el proyecto antes de llegar a esta cuarta etapa. Por eso prefiero salir con mi perro Medel (un pitbull) y mi escopeta esta tarde y congelar lo que cace.