martes, 14 de septiembre de 2010

¿VAN u opciones?

Un día, mientras descansaba al lado de mi esposa, se acerca mi hijo y me pregunta:
-¿Qué te gustaría recibir de regalo de Navidad, papá?
- Mmm...-digo pensando antes de responderle: una novia joven, bonita, cariñosa.....
- Y ciega- agrega mi esposa regresándome a la realidad.
.
Al definir las características del proyecto, es frecuente encontrar altas expectativas de éxito en el emprendedor. Un riesgo de esto es que se encuentra más dispuesto a destinar sumas altas de dinero para la inversión inicial, difícil de revertir si las metas esperadas no se alcanzan.,
La teoría de opciones permite determinar cuál es el valor que tiene, por ejemplo, la oportunidad de poder reducir la actividad o de, incluso, abandonar el proyecto en estas condiciones. Si un proyecto tiene un VAN más alto cuando se hace toda la inversión al inicio en vez de en forma progresiva en función al crecimiento esperado, podría elegirse hacerlo por etapas diferidas en el tiempo, a pesar de tener menor VAN, porque se le da un valor a la opción de abandono de todo o parte del proyecto.
Aunque cada día aumentan los críticos al VAN y proponen alternativamente la teoría de opciones, es necesario tener muy claro que esta última igual requiere conocer el VAN y, lo más importante, define subjetivamente los escenarios futuros posibles y una probabilidad a su ocurrencia.