jueves, 22 de septiembre de 2011

Abogados

- Nassir- me dice muy contenta mi esposa....mi hermano se acaba de titular de abogado.
- ¿Mi cuñado? ¡Já! Cuando una persona ayuda a otra a cometer un crimen se le llama cómplice. Cuando lo ayuda después que lo cometió se le llama abogado. O sea, no hay diferencia entre ser abogado o delincuente- le digo seriamente.
Todavía no me da de comer.
.
La diferencia entre evaluar un proyecto y hacer un plan de negocios es que mientras el primero busca solo medir si la inversión es rentable, el segundo define cómo se va a implementar.
Por eso el que evalúa tienen "licencias" que no las tiene quien hace el plan de negocios. Al evaluar un proyecto se trabaja con los costos relevantes y, en el caso de aquellos que no impacten al resultado, se usan estándares o promedios. Por ejemplo, un error de un 5% en el valor que se debe invertir en capital de trabajo no cambia significativamente a la rentabilidad, ya sea porque su monto es generalmente bajo en relación con la inversión en activos fijos o porque se agrega al final del horizonte de evaluación como una recuperación de lo invertido.
Sin embargo, cuando se hace el plan de negocios, un error de un 1% podría hacer que el capital de trabajo alcance solo para comprar el 99% de la materia prima  necesaria para elaborar y poder vender un producto.